Noticias

JCA vuelve con el regional junior a los tatamis tras 442 dias sin competir.

Seis medallas de seis judokas que acudieron fue el balance en Tudela.


Pareció que fue ayer la última vez que nos enfrentamos en Alicante a nuestro último reto cuando sonó el primer Ha Jime esta mañana pero hacía nada menos que 442 días que los nuestros no se subían a un tatami para defender nuestros colores. Por el medio han quedado un montón de cosas, el Covid sacudió nuestros cimientos, paró nuestra actividad hasta donde le dejamos ya que realmente siempre apostamos por estar preparados para este primer día y para los que han de llegar, pero no es de "menos fuertes" reconocer que la sacudida ha sido espantosa, muchos se han quedado por el camino y algunos van regresando de manera lenta pero constante. Hoy quizá tocaba simplemente seguir, seguir como si nunca hubiésemos parado, seguir como si todo hubiese sido un mal sueño y la mayoría de los nuestros prepararon la cita que nadie se quería perder como se merecía. Daba igual que fuese un regional porque a lo largo de la semana lo pintamos con colores de mayor enjudia, tocaba medrse de nuevo, tocaba sentir de nuevo la sensación de que otro judoka quería ganarnos en buena lid, y tocaba sobretodo demostrar que lejos de vivir en la queja l que hicimos fue aprovechar cada minuto de esta maldita pesadilla. Estos seis judokas que hoy se pusieron nuestros colores pasarán a la historia de nuestro club por firmar el regreso tras una situación de poca broma, Mikel, Pablo M., Iyán, Fer, Rodri y Elisa, escribieron hoy nuestro regreso con seis medallas de otras tantas participaciones. No tuvieron la ocasión de estar hoy Adri y Julia por lesiones, Pablo y Nel por Covid, y Alba que no dio el peso en esta cita.

Hoy simplemente tocaba no fallar por que no teniamos excusa de no haber tenido tiempo, lo tuvimos y vaya si lo aprovechamos.

Iyán Llope oro en -73 kilos coronó lo más alto del cajón de -73 kilos al derrotar a sus compañeros de equipo Rodrigo y Fernando en una liga de cinco en la que también estaban los ovetenses Monteserín y Pedro Díaz. Nuestros tres judokas realizaron una competición soberbia demostrando su mejora durante estos meses, quizá son de los judokas del club que mejor aprovecharon este tiempo. Iyán fue superior al resto, de lejos, en su debut en -73. Fer demostró su irrupción como uno más del equipo de competición a poco que ha tenido continuidad y Rodri se confirma pese a su corta edad como un judoka que evoluciona cada día.

Mikel Glez, en -60 kilos y pese a su cortísima edad respecto al resto logró un bronce fruto de su mejora reciente en el día a día, aun le resta camino, pero plantó cara al noreñense Borja Tamargo y al gijonés Hugo.

Pablo Menéndez logra el oro ante el lenense Pablo Glez. sin hacer su mejor judo aun así, creemos que Pablo tiene mucho más y confiamosen su evolución.

Elisa Fernández llegaba muy justa de peso pero aun así en una liga de cinco judokas fue superior a todas ellas imponiéndose en -52 kilos. Quizá la gijonesa Cuervo en el último combate fue la que más trabajo nos costó pero sin llegar a generarle peligro. 

La proxima cita será en 15 días en el Torneo BanSander por equipos en la capital cántabra, sin olvidar el arranque de la liga avilesina este próximo viernes en la Magdalena. La final nacional junior será en Valencia el último finde de junio.

atrás