Noticias

Seguimos de dulce en la Isla

La Copa de Tenerife deja lluvia de medallas


Cuatro Oros, cinco platas y dos bronces.

Podemos pensar que ganamos once medallas o que perdimos cinco finales…Sin duda ambas son un hecho, obviar alguna de ellas no nos haría avanzar. Hace tiempo leí una entrevista a Paul Gasol en la que decía que ni hay que vivir de las medallas sólo ni fustigarse con los errores. Ambas cosas nos tienen que servir para avanzar para ser cada día un poquito mejor, como entrenadores, como deportistas. Para fortalecernos con nuestros aciertos y seguir potenciando lo que funciona y para mejorar los puntos débiles. No nos olvidemos que el judo es una carrera de fondo y nosotros queremos llegar la final de la meta.

En categoría cadete el Oro corrió a cargo de Ariane que volvió a resolver sin estar en su mejor momento, le falta la frescura y chispa que suele tener ella en las competiciones pero que estamos seguros de que es cuestión de tiempo que la recupere. La final ante verónica Pérez fue un ejemplo de ello, el combate se pone cuesta arriba para la nuestra por dos sanciones de esas que dan un poquito de rabia, la primera por agarre pistola y la segunda por ponerse la mano en la solapa pero que resuelve al marcar wazari de kouchi maki komi, aunque a falta de diez segundos casi una entrada más que regular le pudo costar la victoria.

Elisa Fernández, medalla de plata. Empieza resolviendo bien en el primer combate con su habitual velocidad de agarre para complicarse en semis ante la catalana Laia comenzando perdiendo de wazari en un combate con que nos quedamos con su capacidad de reponerse a la desventaja para acabar remontando y colarse en la final ante la canaria Zuleima ante la que no estuvimos acertados y nos llevamos en la mochila deberes sobre lo que no debemos hacer en el tatami. Dos derrotas ante la misma rival en Pamplona y Tenerife con guiones parecidos deben hacernos pensar.

Corral, medalla de plata. Va pasando ronda sin mayor dificultad leyendo bien los combates y resolviendo con buen judo. Sin embargo, en la final tenemos la sensación de haber perdido demasiado fácil ante un rival que,aunque es duro y muy combativo estamos seguros de que Javi tendría que ser capaz de plantar más cara si queremos dar el paso de verdad. Nos vamos con la sensación de que Santacreu hizo el combate que quiso desde el principio.

Alba Barreiro, medalla de bronce. Gana el primer combate sin mayor dificultad sabiendo que la guerra verdadera estaba en semis ante una judoca muy rodada Eva Pérez, el combate al principio fue dominado por la nuestra consiguiendo coger a dos manos y no dejando que la rival fuera suelta que es lo que mejor le va consiguiendo ponernos con dos sanciones a favor, sin embargo, ya en técnica de oro Alba se vino un poco abajo al ver que no conseguía  resolver definitivamente el combate momento que aprovecho nuestra rival para dar la vuelta y marcar el wazari definitivo que le dio la victoria. Tras reponerse del disgusto de la semifinal Alba consigue la medalla de bronce al marcar ippon de Harai en los primeros segundos del combate.

Adrián González, medalla de Bronce. Adrián se enfrentó en primera ronda a un rival con mucha dificultad ya que era el doble tanto en envergadura y peso, aún así Adrián resolvió muy bien ganando por ippon de osae komi. En semifinales nos hicimos más pequeños y no fuimos capaces de plantar cara a nuestro rival lo que nos impidió acceder a la final. La medalla de bronce la gana por wazari de sumi gaeshi.

Rodrigo Burgos y Pablo Fernández ganaron sus primeros combates para caer en segunda ronda sin opción de repesca. Menos suerte tuvo Alicia Curras que está temporada se le resiste la victoria pese al trabajo y esfuerzo que realiza cada día en los entrenamientos. A todos ellos ánimo, no tenemos duda que al final el trabajo y el esfuerzo tienen su recompensa.

Categoría infantil.

Las medallas de oro las consiguieron: Estrella Martínez que ganó sus dos combates sin mayor dificultad. Alejandra Pérez que gana la primera ronda tras marcar dos wazaris de seoi, en semifinales marca un precioso ippon de kouchi, que como dice ella misma ni lo pensé, me salió solo. Esta una de las bases de la competición cuando somos capaces de sentir el judo, cuando hemos automatizado tanto que no tenemos necesidad de pensar en los combates. En la final gana a su compañera de club Candela Castellanos (medalla de plata), tras acceder a la final al ganar en semis a la aragonesa por dos wazaris, al marcar wazari de seoi en la técnica de oro, ya que como suele pasar entre dos rivales que se conocen mucho, el combate fue muy igualado.

El tercer oro corrió a cargo de Enrique Torres que pese a tener que pulir muchas cosas en su judo, consiguió ganar sin mucha dificultad

Gonzalo y Mikel fueron plata en sus respectivas categorías, compitieron bien y se vieron cositas del trabajo diario. Mikel estuvo un poco más ordenado e hizo mas caso a las indicaciones de sus entrenadores. Gonzalo estuvo más combativo, aún así este es un aspecto que seguir trabajando. En la final ambos tuvieron rivales que fueron mejores que nosotros perdiendo los dos por ippon de osae komi.

La nota amarga de la competición fue para Iván González que perdió su primer encuentro en un combate en el que el nuestro se equivocó y los árbitros tampoco estuvieron muy acertados. Pero como ya comentamos con él después de la competición este resultado que sin duda a nuestro deportista “le picó” tiene que servir para coger fuerzas y tener ganas de esforzarse cada día un poco más.

atrás