Noticias

Oros de Jaime y Omar y bronces de Rafa y Hector en Jaca

Buena actuación de los nuestros, Jaime hizo la final con el catalán Victor García y Omar con el binefarense Sergio Bistuer.


El "entrenamiento perfecto" fue la competición realizada en Jaca en la disputa del XVIII Torneo de los Pirineos que con una participación que superó los 100 judokas y con clubs tan destacados como el Binefar, Vital de Cataluña, Ayala de Madrid, Usurbil, Vitoria o Las Fuentes de Zaragoza reunió a varios medallistas nacionales en cada peso que dieron   lustre a una competición que mereció la pena y que además se vió adornada con las medallas correspondientes gracias a las excelentes actuaciones de los nuestros. Los oros de Omar Martínez en -100 y Jaime Fernández, 66 kg.,  se vieron reforzados por el bronce de Rafa en el peso de Jaime, muy pero que muy merecido y trabajado, y el también bronce de Hector que a pesar de subir al podio no tuvo en este caso su mejor día.

La competición en general dejó el buen sabor de ver a los nuestros probar aquellas cosas que venimos trabajando en los últimos meses en los entrenos y más concretamente y con más ahinco tras la finalización de la temporada oficial. Movimientos que empezamos a meter allá por setiembre como "pinceladas" empiezan a salir casi con naturalidad en competición tras tardar lo suyo en salirnos en entrenos. Por eso damos la importancia debida a estos torneos post-temporada, la presión es menor, los nervios no afloran y es momento de probar sin prisas, en pretemporada siempre está la cuenta atrás encima de nosotros y se nota. Nos vamos satisfechos porque además algunas de las pruebas salieron ante rivales de nivel y eso refuerza el trabajo.

Uno a uno la competición fue como sigue:

Omar Martínez oro en pesados, ya que se unieron las categorías. Ante rivales de talla como el catalán Miguel Díaz al que disputó la semifinal o la jóven promesa internacional junior de Binefar Sergio Bistuer, Omar dio lección de sobriedad y puso sobre el tatami detalles de por donde ha de ir su judo para la temporada venidera. Satisfactoria conclusión.

Jaime Fernández, oro en -66 kilos en una competición en lo que lo importante era comprobar evolución de ciertos trabajos en un año en el que hemos conseguido incorporar seguridad ampliando judo. La prueba resultó positiva y lo mejor fue que vimos a un Jaime muy metido en los combates cosa muy importante en estos momentos. Liga de tres previa con el catalán Victor García con tres victorias, cuartos resueltos con facilidad, semis ante el catalán Cabello resuelto en el suelo y nueva victoria ante Victor en la final. Un paso más en un largo camino. 

Rafa Arisqueta, bronce en -66 kilos tras perder solo en semis ante el catalán Victor García. Buena competición de Rafa haciendo lo que estamos trabajando en los entrenos y logrando tres victorias ante judokas algunos de ellos físicos y haciendo de tu a tu las semis. Buena última competición para Rafa.

Hector Torre, bronce en -73 kilos. Hace buena liguilla de 5 con cuatro victorias cayendo solo ante el vasco Aitzol Arrozpide. En la semi derrota ante el catalán De la Fuente acusando Hector el estado físico tras varias semanas con exámenes  lo que le lleva a doblar su esfuerzo.

Queremos, a colación de este último detalle, felicitar a estos competidores ya que durante esta última semana han ido recibiendo resultados de sus exámanes y finales de curso con espectaculares resultados, veáse el 9,33 de media de Rafa o los excelentes resultados de Jaime, odontología, y Hector, ingeniería, en sus carreras. Mérito especial para judokas que no residen en la ciudad en la que entrenan y en el caso de Jaime o Hector que tampoco lo hacen en la que estudian. Sin perderse entrenos y sacando los estudios con algo más que brillantez, todo un ejemplo. 

Destacar en este viaje también la oportunidad de conocer una zona de España que visitamos en contadas ocasiones y que nos dejó encantados, Jaca y sus alrededores son de los que merece la pena conocer, "casi tan bonita como Asturias" jeje es broma, merece la pena de verdad. El alojamiento en Santa Cruz, un pueblo impresionante y hacerlo en una casa Rural el total de la expedición también hizo de este viaje una salida especial. Repetiremos y más con un grupo como este con el que da gusto meterse kilómetros encima, faltó Marcos que a buen seguro se apuntará el próximo año cuando esa osteopatía deje de comer tiempo.

atrás