Entrevistas

Entrevista a Carlos Fernández

Judo Avilés es como un hijo, pero de todos los que lo “parimos” y que seguimos ahí creciendo a su lado.

  • Cuéntanos para quien no te conozca ¿quién es Carlos Fernández?
    Alguien al que le apasiona el deporte en general y el judo en particular. Sobre mi poco más que decir, los que me conocen de verdad, que son pocos, que hagan ellos la valoración. Muy amigo de mis amigos pero amante de la soledad.
  • ¿Cómo fueron tus inicios como judoka?
    En mi cole como tantos niños de aquella época. Éramos “tropecientos mil”, pero creo que de aquella el judo era más una actividad extraescolar de pasatiempo, bueno como ahora en muchos sitios, cosa que respeto mucho eh. Esto llevaba a que la competición fuera secundaria. Tengo dentro de mi la espinita clavada de saber a donde hubiese llegado de contar con alguien que nos empujase hacia objetivos ambiciosos. Nunca fui ningún dotado pero a “bemoles” y esfuerzo no envidio a nadie, quizá también porque me encanta lo que hago y eso ayuda a sacrificarse cada día.
  • ¿Cómo entrenador?
    Los que me conoceis sabeis que empecé muy jóven y con vosotros, hemos crecido juntos porque yo era un crio casi como vosotros, así que me enorgullece recordar aquellos comienzos juntos y que sigamos algunos aquí dándole al tema con la pasión que nos une. Para los que no me conocen tanto como entrenador pues no se…dicen que soy exigente y serio, pero ahí si hablais vosotros, mis primeros alumnos, seguro que no direis eso ahora jeje. No se.. creo sobre todo que sigo aprendiendo o intentándolo, de cada hornada de judokas que me llegan y de cada situación relacionada con el judo.
  • De estas dos vertientes del judo, ¿ con cuál te quedas la de judoka o la de entrenador?
    Me gusta la de entrenador pero me hubiese gustado avanzar más en la de competidor, me gusta buscarme las cosquillas y las lesiones y la situación del judo en Avilés cuando yo era jóven no ayudaron demasiado a avanzar. Ahora mi edad manda y la de entrenador me llena plenamente, pero eso si, esperando entrenar cada día durante muchos años, hasta que el cuerpo aguante. 
  • Después de más de diez años como entrenador en la sección de judo del Sanfer, ¿qué supuso para ti la creación de Judo Club Avilés
    Imagino que en la vida el ser humano va cumpliendo objetivos y en la mia ese fue uno de los primeros. Judo Avilés es como un hijo, pero de todos los que lo “parimos” y que seguimos ahí creciendo a su lado. Mi objetivo es que el mismo orgullo que siento yo cuando oigo Judo Avilés lo sientan los que sudan cada día conmigo. Judo Avilés en estos diez años de vida ha crecido y evoluciona hacia objetivos más ambiciosos en esta próxima década.
  • Nuestro club tiene una estructura piramidal desde las escuelas hasta el equipo senior, cuéntanos para quién no lo conozca como funciona.
    Pues vosotros lo definís en la pregunta, piramidal, sustentado por la base, por la cantera que es la encargada de dar entidad a un club. Un club no subsiste ni en lo económico ni en lo deportivo sin los más jóvenes. Esa estructura piramidal ha crecido en los escalones intermedios en los últimos años, infantiles y cadetes, y por ahí pasan algunos de nuestros próximos objetivos, “que el para-rayos” sea más nutrido. Sin duda el premio final para club y deportista ha de ser crecer y llegar a “ponerse el rojo” llegar a ser judoka absoluto, un objetivo complicado hoy en día al que llegan los perseverantes y ordenados pero sobre todo los que sienten verdadera pasión por el judo y el deporte, es más sencillo “sentarse” por el camino, a fin de cuentas es lo que vemos cada día en la vida, gente que triunfa en la tele sin esfuerzos o que vive del cuento, está complicado triunfar proponiendo sacrificio y esfuerzo como argumentos.  
  • ¿Cómo es el paso del judoka por las etapas que llevan al pico de la pirámide, si es  que se llega?
    Aveces pienso que es como atravesar un desierto en el sentido figurativo. Imagina una carrera que empiezan muchos aspirantes, los que sueñan con ese oasis y persiguen con firmeza su objetivo llegan al final. No desisten por ver como son adelantados por “sprinters” porque saben que es una carrera de fondo, no abandonan ante adversidades porque saben apoyarse en ayudas externas, padres, compañeros, entrenador… No flaquean cuando hay que compaginar labores ya que realmente luchan por lo que les gusta. Es duro pero el que quiere llega. Nosotros como club apoyamos y vamos mejorando y optimizando esa ayuda, aspiramos a poder ayudarles cada vez de la manera más adecuada a crecer juntos, para ello nos ayudamos de nuestra experiencia y sobre todo nos fijamos en club que lo están haciendo verdaderamente bien cumpliendo los periodos pasito a pasito para llegar al final, hay que “copiar” lo bueno y nosotros somos jóvenes y debemos fijarnos en todo y mejorar día a día..
  • Hablando de los más pequeños ¿qué beneficios les puede reportar la práctica del judo?
    El judo, como cualquier deporte aporta valores, esfuerzo, sentido a la vida, integración social, bienestar con uno mismo, superación personal….me faltarían líneas para decirte todos los beneficios del deporte. Del nuestro en particular destacaría valores educativos y sobre todo de superación, ser capaz de salir en un pabellón ante un rival tu solito ya es un triunfo para el chaval, si a eso le añadimos el respeto que manifiestas a ese oponente en la victoria y en la derrota  y la valoración de tu propio esfuerzo como un triunfo sea cual sea el resultado creo que tenemos el cóctel perfecto.  
  • ¿Y una vez vayan creciendo?
    Una vez que van creciendo esos valores asentados en la base se multiplican, ahí entramos en una fase en la que el apoyo de la familia es fundamental. Si los deportistas sienten valorado ese esfuerzo en su casa se sentirán aun mejor, es un esfuerzo por partida doble, académico y deportivo, que ha de ser reconocido. Muchos padres valoran lo que el judo aporta a posteriori, cuando ya es tarde. La etapa cadete-junior es clave, nosotros tenemos un grupo cadete ahora del que estamos muy orgullosos los que trabajamos con ellos, quizá aun no estén destacando a nivel nacional pero si que lo hacen es esfuerzo y valores, el objetivo es la continuidad en esta línea.  
  • Qué te llena más como entrenador la enseñanza de judo a los más peques, o el trabajo con los grupos de competición?
    Van de la mano, sin lo primero no habrá lo segundo. Además creo que todo entrenador de élite no debe perder el contacto con los niños por muchos motivos, que se lo pregunten a muchos que dejaron las clases de los más peques y…. Creo, en mi modesta opinión que es bonito combinarlo y delegar ciertas funciones en los técnicos que suben y van teniendo formación pero sin perder el contacto.
  • En ocasiones se ve que detrás de un niño pequeño hay un gran judoka, ¿cómo se lleva todo para que al final si tiene continuidad llegue a despuntar?
    Yo veía grandes judokas en niños pequeños cuando empecé, ahora veo en cada niño un posible judoka, veo ese desierto que hay que atravesar y pienso que familia tendrá detrás, como será su cabeza en su adolescencia, si nosotros los técnicos trabajaremos correctamente con él. Sin duda el talento existe y es fundamental pero quizá me quede con el deportista perseverante, a la larga es el que llega. Hemos visto muchos “talentos sentarse” por el camino.  
  • ¿Cómo ves a los judokas que representaran nuestro club este año en distintas categorías?
    Lo veo con ilusión pero sin hacer un pronóstico previo. Muchos son los factores que influirán en como salga la temporada, lesiones, estudios etc….Por ser muchos de ellos de primeros años en categorías y por otras circunstancias esta temporada es un poco de transición en nuestra programación macrociclica, salvo casos concretos de gente que ha de tocar medalla nacional este año. Pero sin tampoco agobiarnos como único objetivo, vuelvo a valorar esto como una carrera de fondo.
  • Dentro de poco volveremos a ver los judoguis rojos en el CSD ¿qué opinas de los cambios que se produjeron este año en la Liga Nacional
    Ni blanco ni negro, gris. Los ha habido buenos y también negativos. La liga ha de consolidarse con unas bases sólidas, es una parte muy importante del judo en España y así han de valorarla los que rigen desde las federaciones. Es hora de que la liga tenga una entidad propia y es importante conservar lo bueno y mejorar las deficiencias. Falta dialogo entre las partes y más unión ente clubs para llegar a buen puerto. Salvando las distancias bastaría con copiar lo que funciona en otros deportes, no hay porque inventar para atribuirse tantos… 
  • ¿Qué papel crees que desempeñara el equipo senior en un categoría tan fuerte como la Primera División antigua División de Honor?
    Objetivo claro, salvarse. A partir de ahí a dar las mayores sorpresas posibles. Los equipos se han reforzado muchísimo, nosotros hemos traido en función de nuestras posibilidades sin tirar la casa por la ventana y dando prioridad a lo de casa siempre que lo haya. Si en casa tuviésemos “de todo” no dudéis que no saldríamos fuera  a buscar nada. Ese es el objetivo en próximas temporadas contar con nuestra gente, cuanta más mejor, y luchar por estar donde merezcamos con ellos.
  • ¿Como has vivido desde la silla desde el calvario de la Tercera división, hasta los ascensos que situaron al equipo en la primera línea del panorama nacional?
    Con calma, valorando cada paso y sufriendo cada revés. Fue duro y por el camino se quedaron algunas generaciones que tienen gran parte de culpa en que ahora estemos ahí. Sería bonito que alguno se animase a “ponerse el rojo” y volver a disfrutar de “su premio”.  
  • ¿Qué opinas de la posición que ocupa de nuestro club en la ciudad? ¿crees que el judo esta valorado más allá del carácter educativo de nuestro deporte?
    Hemos crecido, hemos mejorado, pero pienso que aun queda camino por hacer, me ánima mirar atrás y ver que los pasos dados han sido correctos. Hemos sembrado judo y el judo crece en diferentes puntos de la ciudad, de nuestras manos y de otras, lo observamos con el orgullo que nos toca. Una cosa si podemos decir bien alto, el judo es el arte marcial por excelencia en Avilés y somos uno de los deportes de moda en nuestra ciudad.
  • Y a nivel regional, ¿crees que se podría hacer más por el judo en nuestra comunidad?
    Sin duda. Creo que nuestra federación no pasa por su mejor momento y así lo ponen de manifiesto los clubs que albergan el mayor número de competidores. La dirección deportiva a nuestro juicio es escasa desde hace años y se está pagando. Pero en fin, no queda más que trabajar en nuestra parcela.
  • ¿Qué opinión te merecen los últimos cambios que se han  producido en el judo últimamente como la vestimenta para los entrenadores?
    Lo de la vestimenta creo que es un cambio menor, igual que me preocupa poco porque hay problemas mayores en el judo los que ocupan su tiempo en decidir como tenemos que ir vestidos los entrenadores tienen más tela que cortar que la de nuestros trajes.
  • ¿Y los cambios que tienen que ver con el arbitraje?
    En general positivos y favorecedores del judo en estado puro, como único pero decir que en mi modesta opinión se dejan demasiadas cosas a criterio arbitral ( ej:  valorar la veracidad de un ataque previo antes de coger piernas) y esto carga de responsabilidad a un colectivo no profesional.
  • Por último ¿ cómo ves el futuro del club tanto a corto plazo como a medio plazo?
    En nuestras mano

Para finalizar unas preguntas rapidas:

Una ciudad:
Llanes y alrededores

Una película:
Carter Hurricane y La Vida es Bella
Aunque ahora estoy enganchado a las series de la Fox, soy adicto total a House, Mercy o CSI. Ayudan a pasar mis problemas de sueño.

Otro deporte:
Running

Una comida:
Cualquiera soy un desastre en la alimentación y me gusta todo, sobre todo lo que haga mi madre.

Un judoka:
Cualquiera que una su calidad en el tatami a la coherencia fuera de él.

Un entrenador:
No conozco demasiado a los punteros internacionales como para valorarlos. De los españoles me gusta la labor de Esteban Arrillaga, le valoro y aprecio desde la rivalidad. No obstante “mi entrenador ideal” saldría de un poquito de aquí y otro poquito de allí.

atrás